Menu
Menu

Mordedores naturales: Cathy, la zanahoria; Wally, la sandía; y Ana Banana

Cuando eres madre o padre y tienes un bebé, quieres que tu hijo tenga lo mejor y lo que no pueda afectar a su desarrollo ni a su salud. Por eso, seguro que te has fijado en los mordedores naturales, un producto muy útil para cuando empiezan a salirle los dientes con el objetivo de que puedan morderlo y así calmar ese malestar que tienen.

Pero claro, hay muchos tipos de mordedores naturales en el mercado. Y a veces no sabes si es el más adecuado o no. Por eso, hemos escogido tres de ellos para analizarlos contigo y, de paso, ayudarte a que la elección sea mucho más clara.

El porqué de los mordedores naturales

Antes de hablarte de los tres tipos de mordedores naturales, vamos a explicarte el motivo por el que los mordedores naturales son la mejor opción:

1. Están libres de sustancias tóxicas. La gran mayoría de mordedores naturales se caracterizan por no tener PVC, BPA, ftalatos o nitrosaminas, además de que los colores están hechos con colorantes alimentarios.

2. Aguantan mejor. Los mordedores naturales son más caros que otro tipo, sí, pero también duran mucho más que los segundos, y eso a la hora de pensar en el desembolso de comprar uno o comprar varios, te saldrá más rentable.

3. Están mejor hechos. Recuerda que los mordedores naturales suelen estar pintados a mano y, al ser naturales, tienen imperfecciones que ayudan a desarrollar los sentidos de los bebés. Además, muchos tienen formas cotidianas, como frutas o verduras, que ayudan a introducir una vida sana en el pequeño.

Hay muchas más razones, pero las más importantes son estas. Por eso, a continuación te hablamos de algunos mordedores naturales.

Te presento a Cathy, la zanahoria

Cathy está siempre pegada a su hermana gemela, tanto que sus padres, como no las podían distinguir, decidieron llamar a las dos Cathy. Y ellas están encantadas porque siempre van a estar juntas y, además, porque ayudan a muchos bebés.

Mordedor de zanahoria Cathy

Cuando están con ellos, sin que se den cuenta, se meten por la manita y le dan un abrazo al bebé en su muñeca para que, cuando las necesite, estén ahí. Son así, toda dulzura y predisposición para ayudar a los pequeños con los dientes.

Pero no solo eso. El que un bebé conviva con mordedores naturales con forma de frutas y verduras ayuda a que después la ingesta de estos los vea como algo natural, ayudando a que tenga hábitos saludables desde la misma cuna.

Está hecho con caucho 100% natural de árboles Hevea y pintado con pigmentos alimentarios que no son tóxicos. Además, está libre de PVC, BPA, Ftalatos y Nitrosaminas. Y no tiene ningún agujero, como puede pasarle al mordedor Sophie la jirafa, por el que se le introduzca agua y pueda crear moho en su interior. Aunque no se puede esterilizar, sí que se puede limpiar con agua, jabón y un paño húmedo.

Te presento a Wally, la sandía

Wally es un mordedor natural muy tímido. Quizá sea porque sus «padres» solo salen en verano, cuando las sandías son de temporada, y claro, le cuesta coger confianza. Pero le encantan los niños. Y a ellos Wally. Además, tiene pruebas en esos bocaditos que le faltan y que luce con mucho orgullo.

Mordedor para bebé - Wally, la sandía

Se trata de un mordedor con forma de fruta que podrás usar para que tu hijo se alivie cuando tenga dolores por los dientes, para hacer juegos sensoriales o incluso para jugar en el baño. Hablamos de un mordedor natural que, al tener un diseño de fruta, indirectamente también le estás enseñando que las frutas no son malas, y que comerlas es sano, algo que puede ayudar a que después acepte con menos problema el comer fruta.

Es uno de los más conocidos y utilizados, y al tener una forma como si fuera un pedazo de sandía, pueden morderla fácilmente por cualquier lado de ella, dependiendo de que quieran más o menos intensidad en la mordida. Pero tranquila, que el que sea un mordedor masticable no quiere decir que se vaya a romper, está fabricado en caucho 100% natural y es muy suave. Además, no es tóxico (los colores son colorantes alimentarios naturales) y está certificado por Bureau Veritas. No tiene PVC, BPA ftalatos ni nitrosaminas.

Puedes lavarlo sin problema porque no tiene agujeros por donde pueda entrarle agua y cree bacterias y/o moho.

Te presento a Ana Banana

Aquí tienes a Ana Banana, toda una fruta extrovertida y divertida. Y es que ella, como buen plátano que es, encanta a todo el mundo con su dulzura y su sabor. De ella dicen que es la mejor compañera de un bebé, y que además incita a que después quieran fruta de su especie. ¡Ella es una experta en convencer!

Mordedor infantil Ana Banana Plátano

Y es que este mordedor natural con forma de plátano es uno de los más apreciados por los niños por la forma que tiene. Gracias a que es como un plátano de verdad, muchos bebés se lo pueden introducir en la boca y llegar hasta la zona exacta donde tienen dolor para, al morder, calmarse y ayudarle a sobrellevar esos momentos en los que la dentición no les deja tranquilos.

Además, con él puede conocer diferentes texturas, con lo que se desarrolla el sentido del tacto. Un juguete infantil ideal para estimularle y, de paso, para aliviar los problemas en las encías.

Ana Banana es, de tamaño, más pequeño que los demás, ya que sus medidas son de 5’2x12x21’9cm pero está hecho del mismo material que los anteriores, caucho 100% natural de árboles de Hevea. Está libre de PVA, BPA, ftalatos y nitrosaminas. Una elección muy acertada para cuidar la salud de tu pequeño con un mordedor natural de calidad.

¿Te resultó útil este artículo?

Valoralo pulsando las estrellas

Valoración media / 5. Votos: