Menu
Menu

Higiene dental infantil: claves para cuidar la boca de los pequeños

La higiene dental infantil no suele tomarse en serio hasta que los niños tienen seis años en adelante. Normalmente, ocurre cuando los dientes de leche comienzan a caerse y aparecen los definitivos, llevándolos en ese momento para cerciorarse de que estos siguen correctamente su desarrollo. Sin embargo, lo cierto es que las claves para que tus niños cuiden su boca comienza desde pequeño. Diríamos que desde bebés.

Como sabes, los bebés no tienen dientes. Pero hasta en eso nos podríamos equivocar; aunque no es habitual, sí puede darse algún caso de bebés que han nacido con algún diente de leche. Y no, no es algo insólito. Puede ocurrir. Por eso, podemos determinar que el hecho de que los niños cuiden su boca no empieza cuando ya son más mayores, sino desde que son unos bebés.

bebés con cepillo de dientes
Fuente

Higiene dental en bebés (de 0 a 5 años)

Aunque no lo hayas pensado, también en los bebés hay que tener una higiene dental para evitar problemas en su boca. De hecho, cuando se es un bebé y se termina de tomar el pecho, o el biberón, muchos pediatras aconsejan que se le limpie la boca por dentro con una gasa o con un cepillo de celdas muy suaves, con el objetivo de que no se quede alojado nada que pueda deteriorar de algún modo las encías.

Además, si se utilizan mordedores infantiles, los bebés pueden llegar a contraer infecciones si no se esterilizan o limpian de manera adecuada. Por este motivo, los pediatras, así como los dentistas, ponen hincapié en que el cuidado de la boca y los dientes no debe empezar cuando aparecen los dientes definitivos, sino antes, cuando se está en la cuna, preservando la salud de las encías para evitar futuros problemas.

No solo eso, sino que los propios mordedores, así como la forma en la que los bebés los muerden, igual que el chupete, las tetinas de los biberones, etc. pueden influir en la dentición de los bebés, haciendo que tengan problemas, aparte de aliviarse al morderlos.

Una vez que los dientes empiezan a crecer, y aunque puede ser una situación dolorosa para los más pequeños, es hora de empezar a inculcarles tareas rutinarias como es el hecho de cepillarse los dientes todos los días para que sepan que han de cuidárselos.

Para ellos, lo mejor es utilizar un cepillo de celdas muy suaves y una pasta de dientes, hasta los 5-6 años, de al menos 500ppm de flúor. Esta ayudará a que los niños fortalezcan sus dientes, no solo los de leche, sino también los definitivos.

higiene dental
Fuente

Cuidados bucales para la higiene dental infantil de los más pequeños (de cinco años en adelante)

En el pasado año 2015 se llevó a cabo, por parte del Colegio de odontólogos y estomatólogos de España un estudio donde se pueden obtener datos tan llamativos como el hecho de que, los niños de entre cinco y seis años tienen un 32% de padecer caries, cuando a esas edades la cifra, años atrás, era muy inferior.

Como conclusión de ese estudio, donde no solo nos habla de las caries, sino también de temas tan importantes como la higiene dental, podemos entresacar que los padres no se llegan a preocupar por la salud dental de los más pequeños hasta que empiezan los problemas.

Sin embargo, una rutina en higiene dental puede evitar muchos problemas y muchas visitas al dentista. Entre ellos, estarían:

1. Utilizar unas buenas herramientas

Para una higiene dental infantil adecuada, es importante contar con los instrumentos imprescindibles, es decir, un cepillo de dientes y un dentífrico.

Ahora bien, en cuestión de niños, no vale cualquiera porque dependerá de muchos factores. Igual que ocurre cuando te comentábamos que los niños menores de cinco años que pueden usar un cepillo de dientes suave para que se acostumbren a lavarse, en este caso los cepillos de dientes han de ser un poquito menos suaves para que realmente limpien bien los dientes.

Aparte del cepillo, es necesaria una buena pasta de dientes, a ser posible con una buena concentración de flúor. En este caso, para niños hasta seis años, la concentración debería ser entre 1000 y 1450ppm. Y más allá de esa edad la cantidad de flúor puede mantenerse en 1450ppm.

2. Cepillado diario

Los niños, igual que los adultos, han de cepillarse los dientes todos los días. Y no solo una vez, sino después de las comidas principales, es decir, tras el desayuno, el almuerzo y la cena. De esta forma, los restos de comida que pueda haber en la boca se eliminarán, evitando con ello que puedan deteriorar los dientes o encías.

Algo que pocos padres prestan atención es que la higiene dental es de toda la familia, y los niños a esas edades son esponjas que buscan una figura en la que apoyarse. Y eso implica que han de dar ejemplo si quieren que los niños entiendan que lo que se hace no es un castigo, sino algo que hay que hacerse.

higiene dental niños
Fuente

3. Cuidado con lo que se le da de comer

Hoy día los niños consumen mucho azúcar. Y no hablamos solo de las chucherías y/o gominolas que puedan comer. Muchos de los alimentos que toman están plagados de azúcares que afectan negativamente a los dientes, generando caries y otros problemas en el esmalte dental.

Por eso, lo mejor es reducir el azúcar diario de los más pequeños, así como productos industriales que también tienen una cantidad importante de azúcares.

En cuanto a bebidas, lo mejor es el agua y/o la leche. Son las más saludables para los dientes.

4. No te olvides de la visita al dentista

Por último, no queríamos acabar sin decir que las visitas al dentista son importantes, no solo para calmar el dolor que pueda sentir, sino para revisar que el desarrollo bucal de los niños va bien y que no tiene ninguna caries o cualquier otro problema que haya que tratar.

¿Te resultó útil este artículo?

Valoralo pulsando las estrellas

Valoración media / 5. Votos: