Menu
Menu

Mordedores infantiles: las claves que debes conocer para limpiarlos

Mordedores infantiles hay muchos en el mercado. Unos pueden ser mejores y otros peores. Unos son más atractivos, y otros llegan a ser más funcionales. Pero algo en lo que pocos se fijan es que estos objetos han de limpiarse de manera asidua para que los niños no se los metan en la boca y puedan contraer enfermedades, algunas de ellas graves.

Por eso, hoy queremos hablarte de cómo limpiar y mantener los mordedores. Al igual que los chupetes, biberones y otros objetos infantiles, también los mordedores infantiles requieren de unos cuidados básicos.

La jirafa Sophie y una situación por la que tú también puedes pasar con los mordedores infantiles

Hace un tiempo, el mordedor infantil de la Jirafa Sophie se puso en tela de juicio debido a que, a través de las redes sociales una persona hizo público un problema con su hija de dos años, llamada Dana. Durante meses, Dana había utilizado a la jirafa como mordedor infantil y su padres lo limpiaban a menudo tal y como venía especificado en las instrucciones del fabricante.

Jirafa sophie
Fuente

Sin embargo, y es algo que detalló la propia madre, hubo un momento en que el mordedor empezó a oler mal. ¡Y los mordedores infantiles no deben oler mal! Así que lo abrió y encontró lo que puedes ver en la fotografía que la propia madre colgó en sus redes: ¡moho!

Mordedor jirafa Sophie
Fuente

Sin embargo, no es la única madre que ha denunciado a través de Internet que la jirafa tiene un serio problema de moho en su interior. En 2016 en Amazon se publicó una opinión en la que una madre advertía que, si el niño o niña babeaba, esa saliva podía introducirse en el interior de la jirafa provocando una infestación de moho y haciendo que, con el tiempo, ese mordedor no fuera lo más adecuado para que un niño se lo metiera en la boca.

Por parte del fabricante, simplemente reiteró que en las instrucciones se dice que no se debe sumergir la jirafa ni tampoco que le entre agua por el agujero. Pero, decir eso a un niño que lo utiliza para morder es, cuanto menos, conflictivo, ya que el objeto es para meterlo en la boca y, queramos o no, hay humedad y líquido en ella. Aun así, el propio fabricante aseguró que la saliva no era suficiente como para crear el moho en su interior.

Los mejores trucos para mantener los mordedores infantiles limpios

Tras este caso, que realmente no es el único, cabe pensar en si el mordedor que quieres comprar a tu hijo, o aquel que ya está utilizando está lleno de bacterias con las que no debería lidiar. Sin embargo, existen muchos trucos con los que limpiar los mordedores infantiles.

Por ejemplo, aquí te dejamos unos cuantos:

1. Limpiándolo con un paño

El primer remedio para mantener limpio el mordedor infantil es utilizando un paño para hacerlo. Este paño podrías sumergirlo en agua jabonosa, o una mezcla similar que sirva para esterilizar sin necesidad ni de introducirlo en agua ni tampoco de hervirlo.

Con ello se evita que los mordedores infantiles que tienen un agujero por donde se puede filtrar agua, como los de goma o como es el caso de la jirafa Sophie, penetre líquido en su interior que genere el moho.

2. Lavarlo en agua jabonosa

Otra opción, sobre todo si eres de las que quiere que los mordedores infantiles estén lo más limpios posibles (y además esterilizados), es el de introducir los mordedores en agua. Ahora bien, para aquellos que tienen agujero, podrías taparlo con un poco de cinta adhesiva, con un paño para evitar que en esa zona le caiga agua, o algo similar para poder limpiar bien el resto del mordedor pero no la zona peligrosa.

Eso sí, has de asegurarte que realmente no hay más agujeros.

3. Hervirlo

Hay algunos mordedores infantiles que, por el material de que están hechos, se pueden hervir y esterilizar sin ningún problema para su uso posterior. De esta manera, el mordedor estará como el primer día (salvo las señales de uso que puede tener de tu hijo) y podrás estar más segura de que está limpio al cien por cien.

4. Esterilizarlo

Muchas madres piensan que a la hora de esterilizar solo hay una forma: con vapor o con las máquinas esterilizadora. Pero, ¿sabías que también se puede esterilizar con agua fría?

En el mercado venden unas pastillas especiales que se introducen en un cuento de agua fría y solo hay que esperar a que se disuelvan para introducir lo que se quiere esterilizar, y dejar allí unos 30 minutos para después lavarlo (y que no quede ni rastro de esa pastilla) y poder devolver a tu pequeño.

Este es uno de los métodos que se usa para limpiar el chupete, pero también se puede utilizar con los mordedores infantiles. Solo habría que tener cuidado con algunos, como es el caso de la jirafa Sophie.

Ahora que conoces esto, seguro que ahora podrás mirar los mordedores infantiles de una manera diferente, y, sobre todo, quedarte más tranquila sabiendo limpiarlos de manera adecuada para que tu hijo no tenga problemas de salud con ellos.

¿Te resultó útil este artículo?

Valoralo pulsando las estrellas

Valoración media / 5. Votos: